¿Cómo elegir las juntas cerámicas?

¿Cómo elegir las juntas cerámicas?

Juntas para suelos cerámicos

¿Cómo elegir las juntas cerámicas?

En la entrada de hoy se desarrollan los conceptos más importantes y relevantes a tener en cuenta a la hora de elegir los diferentes tipos de juntas cerámicas. No sólo se tiene en cuenta la clase sino el material, la absorción del agua, la estética, el uso al que va a ir destinado...

A la hora de colocar cerámica hay muchas cosas que debemos tener en cuenta: calidad del material, si está o no rectificado, nivel de absorción del agua, aspecto exterior de las baldosas… Aunque como profesionales conocemos bastante información de este producto, dejamos de lado dos cuestiones importantes: la importancia del material de rejuntado y explicar al cliente las ventajas a medio plazo de este producto de calidad.

Diferentes tipologías de juntas en cerámica

Existen diferentes tipologías de juntas: de dilatación, de movimientos perimetrales (encuentro del pavimento con cerramientos y particiones), juntas de fraccionamiento (que sirven para dividir en paños la superficie total del recubrimiento con la finalidad de absorber tensiones) y por último las juntas de colocación. En todas ellas, con excepción de las de colocación, se deben usar selladores elastoméricos.

Las tipologías de juntas que deben usar selladores elastoméricos son 3

Junta cerámica, ¿con separación o a testa?

A menudo el cliente que compra cerámica rectificada nos invita a evitar la junta por cuestiones estéticas. Técnicamente esto puede conllevar problemas que debemos advertir. La distancia mínima debe ser de 2mm. La junta además de las funciones estéticas cumple unas funciones técnicas fundamentales para el éxito de la colocación y la durabilidad del revestimiento: disminuye las tensiones del soporte debidas a movimientos del mismo, mejora la adherencia global de la baldosa y permite el paso del vapor de agua desde el soporte al ambiente.

La distancia mínima entre baldosas debe ser de al menos

¿Cuál es la importancia de las juntas cerámicas?

Se trata de un elemento fundamental sobre todo para baldosas de gran formato y en exteriores:

- Minimizan los efectos de posibles diferencias dimensionales entre baldosas. Al aumentar el ancho de las juntas se reduce el impacto causado por posibles diferencias entre las baldosas.

- Reducen considerablemente el módulo elástico y, por tanto, la rigidez de la capa de revestimiento.

- Permiten un mejor control de la regularidad del rejuntado, lo que contribuye de manera indudable a la durabilidad de las juntas y a que éstas logren las propiedades estéticas, mecánicas y funcionales que las caracterizan.

Ubicación de la cerámica

Debemos tener en cuenta la localización del pavimento o revestimiento, ya que no serán iguales las prestaciones necesarias de una junta en una piscina, sometida a productos de limpieza agresivos, presiones positivas y negativas, que la de una habitación de una vivienda en la que hay poco tránsito. Si vamos a realizar un trabajo en espacios poco habituales, o con soportes  complejos, es una buena idea preguntar al vendedor de nuestro punto de venta para tener una prescripción exacta a la necesidad real del cliente.

Tipos de juntas de colocación para la cerámica


Existen básicamente dos tipos de juntas de colocación: juntas cementosas o juntas epoxídicas. A grandes rasgos las primeras se usan más para residencial y las segundas para espacios industriales y/o comerciales.

En las juntas cementosas es importante que el material de rejuntado sea de alta calidad, ya que evitaremos problemas de eflorescencias,
mohos, falta de uniformidad cromática, etc. En la actualidad existen productos que impiden la presencia de humedad y la formación de mohos sobre las mismas. También es interesante optar por productos que reduzcan la absorción de agua superficial.

Todo ello redunda en la salubridad y el mantenimiento del factor estético en el tiempo. Este es un argumento que debemos explicar al cliente para proponerle alternativas de producto que son poco conocidos por los usuarios y que le aportan valor añadido (y mejora nuestra percepción como profesionales).

Por otro lado, las juntas epoxídicas están especialmente indicadas cuando se requieren unas condiciones específicas de higiene y resistencia a los productos químicos agresivos. Aunque se suelen usar para espacios industriales, también son una opción para pavimentos y paredes en cocinas para garantizar una fácil limpieza de la junta ya que no son absorbentes.

¿Y el color?

Tenemos al alcance una gran gama de colores en este producto, pero debemos advertir que el tono puede ir variando una vez se ha secado el producto o con el paso del tiempo. La ventaja es que la renovación de las juntas es muy barata, por lo que se puede dar una nueva estética al espacio con una inversión pequeña.

¿Qué mantenimiento necesitan las juntas cerámicas?

Esta información es importante dársela al cliente. Las juntas cementosas se deben limpiar con jabones neutros y nunca utilizar productos agresivos de limpieza como salfumán, ya que los productos ácidos atacan el cemento. Periódicamente, sobre todo en exteriores o en zonas expuestas al agua como en duchas, revisar que no tenga fisuras, ya que podría ser una vía de entrada de agua que puede llegar a producir patologías en todo el revestimiento cerámico (que se levante o agriete). También debemos ser consciente que si el material de rejuntado es de calidad y lo aplicamos correctamente, evitaremos muchos problemas, para nosotros y para nuestro cliente.

DEJA TUS COMENTARIOS

Hoja informativa
Promoción diaria Registrate y consigue 10% Descuento